Anuncios






Después de la muerte, partes de nuestro organismo siguen vivas

David Gems, investigador en el University College de Londres (UCL), quiere entender qué es exactamente la muerte al nivel del organismo. Lleva años estudiando el proceso en un pequeño y sencillo gusano, Caenorhabditis elegans, con la finalidad de aprender en sus células cosas que sean útiles para entender la muerte en el humano.



Lo más interesante es que la muerte es resultado del envejecimiento, que es un proceso programado en parte en los genes; por eso, es posible investigar y diseñar herramientas para ralentizar la muerte o al menos curar enfermedades relacionadas con el envejecimiento.

En un reciente estudio, Gems describió cómo el rigor mortis se extendía por este gusano antes de su muerte. A diferencia del humano, donde es el infarto o la muerte cerebral la que hace que la muerte sea irreversible, en este animal el punto clave está en el «golpe de la tripa», un desprendimiento de la faringe en su intestino que arranca una cascada imparable de muerte en sus células, a través de una cascada de reacciones de necrosis (muerte celular)..

Esto lleva a que las células musculares se pongan rígidas, tal como ocurre en humanos después de la muerte.
Share on Google Plus

About Adrian Manuel

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario