Anuncios






Desvelado el origen de la fuente de frío en Titán, la luna de Saturno

Una investigación dirigida por científicos de la Universidad de Bristol acaba de publicar un artículo en la revista Nature Communications en el que por fin han propuesto una explicación para una anomalía recientemente descubierta en Titán, la luna de Saturno: la de un inesperado e importante enfriamiento de su atmósfera, justo por encima de los polos. Según han explicado, este efecto se debe a la composición tan peculiar de los gases, que le hace comportarse de un modo único entre todos los planetas del Sistema Solar.



La anomalía se encuentra en el hecho de que los vórtices que se forman sobre los polos de la luna están extremadamente fríos. Normalmente, estos remolinos están más calientes, porque en su interior se forma corrientes de aire descendentes que se comprimen y que se calientan (al igual que ocurre cuando se infla la rueda de una bicicleta con una bomba).

Sin embargo, la nave Cassini, que se sumergió en Saturno para siempre hace unos meses, pudo observar los polos durante la mitad de un año de la luna (que dura 29,5 años terrestres), y comprobó que el panorama no encajaba con lo previsto. Los sensores detectaron la formación de un punto caliente en los polos en 2009, pero este fue seguido de otro frío en 2012, con temperaturas de -153 grados centígrados, y otros más calientes ya en 2016.

Estos fenómenos no son compatibles con lo que se sabe sobre otros planetas terrestres del Sistema Solar (es decir, Tierra, Marte y Venus), así que los investigadores buscaron alguna posible explicación. A la vista de los datos, han podido concluir que el motivo de la formación de estos vórtices fríos está en la composición química de la atmósfera.
Share on Google Plus

About Adrian Manuel

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario