Anuncios






Nueva alerta científica por la detección de quince nuevas señales de origen desconocido

Breakthrough Listen, (Escucha avanzada) la mayor iniciativa científica emprendida hasta ahora para buscar indicios de inteligencias extraterrestres, ha detectado 15 breves pero intensos pulsos de radio procedentes de una misteriosa y lejana fuente, conocida como FRB 121102.



Las Fast Radio Bursts (estallidos rápidos de radio, o FRBs) son breves pulsos de radio procedentes de varias fuentes, todas ellas muy lejanas y cuya naturaleza se ignora por completo. Pero FRB 121102, que fue descubierta en 2012, es la única fuente conocida en la que las señales se repiten. Desde que fue detectada, en efecto, se han registrado ya más de 150 emisiones procedentes de ese único objeto, que los astrónomos lograron el año pasado identificar como una galaxia enana a 3.000 millones de años luz de la Tierra.

Las posibles explicaciones para estos repetitivos «fogonazos» de radio van desde estrellas de neutrones en rápida rotación y con campos magnéticos de extrema intensidad (objetos conocidos como magnetares), a ideas mucho más especulativas. Entre ellas, la posibilidad de que se trate de fuentes energía, quizá en forma de potentes rayos láser, utilizadas por una civilización alienígena para impulsar sus naves a través del espacio. Algo similar a lo que los científicos del proyecto Starshot, entre ellos Stephen Hawking, quieren hacer aquí, en la Tierra, para impulsar un enjambre de micro sondas hasta la estrella más cercana a nosotros, Próxima Centauri.«Nunca habíamos visto estallidos de esta fuente a unas frecuencias tan altas», afirma Andrew Siemion, director del centro de Investigación SETI de Berkeley y del programa Breakthrough Listen.

Astrónomos de todo el mundo llevan años tratando de entender el mecanismo por el que se generan estos rápidos estallidos de radio, y por eso muchos de ellos han orientado alguna vez sus telescopios hacia FRB 121102. Y el pasado 28 de agosto, Siemion y su equipo alertaron a la comunidad astronómica internacional de que la fuente se había puesto de nuevo «en marcha». Lo hicieron a través de un comunicado en Astronomer’s Telegram.Además de confirmar que la fuente ha entrado en un nuevo periodo de actividad -asegura Vishal Gajjar, el astrónomo de Breakthrough Listen que detectó las nuevas emisiones-, «la alta resolución de los datos obtenidos por nuestros instrumentos permitirá medir las propiedades de estas misteriosas explosiones con una precisión sin precedentes».

El astrofísico y escritor científico Ethan Siegel ha preparado para Forbes una lista de cinco razones por las cuales los autores de estas señales no son extraterrestres:

1. Son demasiado frecuentes. Más de 10.000 ráfagas rápidas de radio se registran por separado cada día por todo el cielo.

2. La señal de FRB es variable y posee diferentes niveles de densidad de energía, intensidad de señal, intervalos de tiempo irregulares. Eso es la evidencia de que el origen del fenómeno es natural.

3. Galaxias activas producen señales de radio parecidas, y los agujeros negros supermasivos parpadeantes también pueden crearlas.

4. La intensidad de las FRB supera en 10 elevado a la decimonovena potencia a las más fuertes transmisiones que es capaz de producir la humanidad.

5. Una serie de teorías astrofísicas  explican ya el fenómeno de las FRB, como, por ejemplo, la de núcleos activos de galaxias (AGN, por sus siglas en inglés) o la de magnetares (también conocidas como magnetoestrellas, un tipo de estrellas de neutrones que poseen un campo magnético extraordinariamente fuerte).
Share on Google Plus

About Adrian Manuel

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario