Anuncios






Un insecticida común está matando a las abejas

La desaparición en todo el mundo de cientos de millones de abejas, eficaces polinizadoras y vitales para sostener el ecosistema, supone una gran preocupación para la comunidad científica. Una de las hipótesis utilizadas para explicar este colapso biológico ha sido el uso de los llamados insecticidas neonicotinoides, muy comunes en los cultivos agrícolas, ya que, al parecer, atacan de forma fatal el sistema nervioso del insecto.



La Unión Europa (UE) prohibió tres de ellos en 2013 como precaución durante dos años, pero el papel que juegan estos pesticidas en la muerte de los insectos ha sido motivo de controversia. Algunas voces críticas sostienen que los efectos negativos habían sido sobredimensionados, ya que en los experimentos las abejas podían haber sido expuestas a dosis más altas y durante más tiempo de lo que ocurre en realidad, y que el impacto de otras amenazas como el cambio climático era difícil de evaluar.

Pero ahora dos grandes estudios publicados en la revista Science vienen a confirmar las sospechas. Ambas investigaciones, las primeras que reflejan el mundo real por su tamaño y alcance, han demostrado que los neonicotinoides dañan a las abejas, reduciendo su capacidad de reproducción e incluso anticipando su muerte. Aunque también otros factores como el medioambiente local y el tipo de abeja influyen en el impacto, los efectos de estos pesticidas son casi siempre negativos.
Share on Google Plus

About Adrian Manuel

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios:

Publicar un comentario